Nuestra historia

Cristosal es una organización no gubernamental sin fines de lucro fundada por los obispos anglicanos Justo Martin Barahona y Richard Bower, quienes la iniciaron como un mecanismo para que individuos e iglesias de América del Norte construyeran relaciones y compartieran recursos con la iglesia anglicana de El Salvador. 

Inspirados en el enfoque de la iglesia en la justicia y los derechos humanos en la posguerra civil de El Salvador, Cristosal abrió una oficina de derechos humanos en 2001. Este espacio en El Salvador le permitió a Cristosal comenzar a facilitar la comunicación entre América Central y América del Norte a medida que la Iglesia desarrollaba una voz sobre temas nacionales.

Desde esa fecha, Cristosal ha tenido un fuerte crecimiento y posicionamiento en la protección y asistencia a personas víctimas de vulneraciones de derechos humanos y la defensa de estándares democráticos. Abriendo además sedes en Guatemala y Honduras, constituyendo una organización de derechos humanos con presencia regional. 

Su teoría de cambio coloca al centro de su accionar a las víctimas para atenderlas desde un enfoque interdisciplinario con sus áreas programáticas, empoderándolas a través de: el litigio estratégico, la protección, la educación en sus derechos, la investigación de las problemáticas que les afectan y la comunicación para hacer incidencia en favor de sus derechos y para contribuir a una mayor aceptación de los estándares democráticos. Esta visión da origen a los 5 programas estratégicos: litigio, protección, educación, investigación y comunicación.

Estos programas intervienen de forma interdisciplinaria para brindar una atención integral. Para la atención de casos, Cristosal cuenta con un sistema de monitoreo y protección, que incluye un formulario de denuncia de casos de vulneraciones a derechos humanos, el monitoreo de medios y el SAT (Sistema de Alerta Temprana) para identificación de casos. Una vez recibidos estos casos, se derivan a las áreas de acuerdo a los requerimientos de atención, ya sea acompañamiento o asesoría legal, y así como asistencia humanitaria, atención psicosocial o desarrollo de soluciones duraderas de vida a familias desplazadas, como parte de una Ruta de Atención Integral (RAI).

Nuestros principios

Excelencia

Nuestros programas se basan en normas y principios universales para la aplicación de herramientas y metodologías de derechos humanos con y para las comunidades afectadas. Del mismo modo, nuestra gobernanza interna, administración y prácticas financieras se basan en principios de transparencia, equidad y las mejores prácticas para el trabajo de derechos humanos.

Colaboración interdisciplinaria

Los derechos humanos afectan a todos los aspectos de nuestras vidas. Trabajamos con un enfoque interdisciplinario que consiste en tomar en cuenta diferentes campos de estudio para analizar la realidad, lo cual nos permite aplicar nuestras herramientas profesionales y técnicas a los contextos que dan lugar a violaciones de derechos. Trabajamos en colaboración con diferentes profesionales para apoyar a las víctimas y a las comunidades en sus demandas de justicia y respeto.

 

Aprendizaje y crecimiento

Nos adaptamos continuamente a los contextos en los que desarrollamos nuestro trabajo. Aprendemos constantemente de nuestras experiencias, innovamos nuestras estrategias y compartimos nuestros conocimientos con otros para ampliar nuestro impacto. Cada integrante de Cristosal es una pieza valiosa de una comunidad que sigue aprendiendo mutuamente.  Las personas a las que servimos nos enseñan la mejor manera de responder a las necesidades de las víctimas potenciando su autonomía e invitándolas a formar parte del movimiento por los derechos humanos.

 

Interculturalidad

Promovemos el intercambio abierto y equitativo de diversas culturas y la posibilidad de generar expresiones culturales compartidas a través del diálogo y el respeto mutuo. Reconocemos que la universalidad de los derechos humanos es imposible sin una relación plena y equitativa de una diversidad de culturas y la promoción consciente de aquellas culturas que han sufrido discriminación y marginación.

 
 

Diversidad e Inclusión

Como organización y como personas, valoramos la diversidad en las personas por su género, cultura, de identidades, cosmovisiones, experiencias e ideas en la promoción y defensa de los derechos humanos. Somos más fuertes cuando creamos espacios para incluir voces que han sido silenciadas y experiencias que han sido invisibilizadas debido a la discriminación de cualquier tipo.

 

Staff

Abraham Abrego - Director de Litigio Estratégico

Rina Montti - Directora de Investigación en Derechos Humanos

Mauricio Quijano - Director de Protección

Fátima Pacas - Directora de Educación

Salvador Novellino - Director de Administración y Finanzas

Jeanne Rikkers - Directora de Gestión de Recursos y Promoción

Flor de María Salazar - Coordinadora de Guatemala

Karen Valladares - Coordinadora de Honduras

Miembros de la Junta Directiva

David Holiday - Presidente

Geoffrey Curtiss - Vicepresidente

Beth Mac Fadyen - Oficial de gobernanza

Roger Jones - Tesorero

Steve Adams - Miembro de la Junta

Santana Alvarado - Secretaria

Mike Angell - Capellán de la junta

Jose Miguel Cruz - Presidente del comité de programas

Norma Guerra - Procuradora

Clare Gibson Nangle - Miembro de la junta

Tatiana Obando - Miembro de la Junta

Greg Rickel - Enlace de Junta con Alumni

Bob Wilson - Miembro de la Junta

Hannah Odell - Presidenta del Comité de Desarrollo de Recursos

Brenda Pfhanl - Miembro de la Junta

Tamara Taraciuk - Miembro de la junta directiva